Alternativa Positiva

Inmersos en la más grave crisis económica capitalista vemos como el desconcierto, el desanimo y el hastió cunde entre la mayoría de los ciudadanos ante las políticas que el gobierno del PSOE aplica contra la crisis y que consisten en el recorte sistemático de los derechos económicos y sociales de los trabajadores y de las clases populares, al dictado de los eufemísticamente llamados “los mercados” y del banco central europeo y del gobierno derechista alemán, ante eso vemos que la respuesta tanto en nuestro país como en el resto de Europa por parte de los ciudadanos será apoyar, en muchos casos, a las fuerzas políticas más reaccionarias que van a seguir con el recorte de derechos que se camuflan con mensajes y propuestas dirigidas a recortar, cuando no en un intento de suprimir, el estado de bienestar, y esconden reconducir las rentas del trabajo destinadas a la seguridad social hacia las rentas del capital mediante los fondos de pensiones y de esta forma engordar de nuevo las tasas de beneficios que han adelgazado en la crisis financiera que los propios capitalista han generado y que pretenden que paguemos los trabajadores.

Ante esto necesitamos nuevas fuerzas políticas que den respuestas e ilusiones a los ciudadanos, necesitamos una ALTERNATIVA POSITIVA, que sea capaz de generar ilusión, capaz de atraer a personas desencantadas de la viejas formaciones políticas, sacándolas de la abstención y del voto en blanco, y propiciando su participación más allá las elecciones.

Una propuesta ilusionante y necesaria

Vivimos momentos de zozobra y desanimo, en un mundo gris en el que grupúsculos económicos con gran poder deciden por nosotros, así los partidos tradicionales, sea cual sea su ideología nos sermonean con las mismas jaculatorias y recetas sin darnos más alternativas, como si no fuera posible otra política, otro mundo. Por ello nosotros hacemos un llamamiento a la REBELDIA y a la INDIGNACIÓN, para decir basta y proclamar que se pueden hacer otras cosas, otras políticas, otra económica, que otro mundo es posible pensado y construido por todos. Queremos un mundo en el que los valores humanos estén por encima de los valores del mercado.

Una propuesta RojiVerde

Que aspira por un proyecto radicalmente democrático y participativo que hunde sus raíces en la ecológica, como defensa de la Tierra y el medio ambiente, en el feminismo, por el derecho a la igualdad como fuente desarrollo social frente al patriarcado y el machismo, en el antiautoritarismo libertario, como forma de expresión del poder de los pueblos frente a las oligarquías económicas o políticas, contra todo tipo de discriminación sea étnica, económica o por tendencia sexual, y que apuesta por la diversidad y por una sociedad abierta pensada para tod@s, por el pacifismo y el antimilitarismo porque la paz es el único camino para el desarrollo de los pueblos frente al militarismo. Por el socialismo autogestionario como economía gestionada por los trabajadores que sea capaz de un desarrollo integral de toda la humanidad y en equilibrio con el medioambiente.

Una propuesta Alternativa

Una propuesta que apuesta por otras formas de hacer política, donde los ciudadanos puedan decidir sobre los asuntos que les conciernen, la democracia llevada a sus ultimas consecuencias, creemos en la sociedad organizada que decide, en órganos políticos abiertos y transparentes, así hay que conseguir que los ciudadanos participen en la elaboración y aprobación de presupuestos de ayuntamientos, comunidades autónomas y demás organismos, creemos que es necesario democratizar la justicia, el ejercito y la empresas.

Una propuesta Plural

Vivimos en una sociedad plural, multicultural y mestiza, que cada vez desea manifestarse con mayor libertad, por ello no caben dogmatismos ni pensamientos únicos, necesitamos de las ideas de todos los que quieran cambiar todo aquello que no les gusta, por ello la izquierda necesaria debe ser diversa, transversal, sectorial y trasgresora, donde cada cual pueda defender dentro de un marco común aquellos aspectos e intereses que quiera y desde una perspectiva ideológica sin dogmatismos ni rigideces políticas u organizativas, que permita configurar un proyecto de las izquierdas que genere una nueva mayoría de progreso, necesitamos ir más allá de las siglas y sumar voluntades.

Una propuesta Actual

Somos una propuesta que mira al futuro, aunque bebemos de muchas fuentes, afrontamos las nuevas realidades y nos preocupamos por dar respuestas imaginativas tanto a los viejos como a los nuevos problemas, en las nuevas formas de hacer política, en el nuevo mundo global interrelacionado, queremos hacer de las nuevas tecnologías una herramienta para difundir el debate y las nuevas ideas, para hacer posible aquello máxima de los clásicos que los trabajadores no tenemos patria, y que con ello se convierta en una oportunidad para la máxima internacionalización para conseguir el intercambio y la participación entre las culturas frente a quienes utilizan estos medios como negocio para el desarrollo del consumismo y como medio de homogenización cultural, y consiguiendo hacer las fronteras más pequeñas, hacer de los valores humanos el eje de las políticas, apostamos por una sociedad abierta, un mundo sin fronteras y un Internet libre sin censuras y cortapisas.

Una propuesta social y participativa

Queremos que las propuestas tenga una base en la sociedad, en las necesidades reales de la gente, y que tengan como base la recuperación de una sociedad organizada capaz de defender los intereses de todos, donde la gente tenga lugares de encuentro para desarrollarse como personas, pero también para defender sus intereses, que su voz llegue constantemente para que los órganos de poder los tenga en cuenta. Desde Izquierda Ecologista lazamos la propuesta a la sociedad de Alcobendas de la necesidad de realizar Programa Ciudadano para la convivencia democrática participativa y el desarrollo social y económico sostenible.

Una propuesta solidaria y abierta al mundo

Una propuesta abierta al mundo, los problemas del siglo XXI son los problemas de todos, todo nos afecta a todos, por ello creemos que además de proponer y realizar políticas que nos afectan localmente, también deben ser pensadas para ayudar a cambiar globalmente porque también afectaran al resto de la humanidad y a nuestro planeta.

Debemos ser solidarios con las luchas de los trabajadores en todo el mundo, su lucha es nuestra lucha, ser solidarios con las luchas de los pueblos oprimidos, apostar por el desarrollo global y por la justicia que permitan salir del hambre y la miseria a millones de personas, son nuestras las luchas por sus derechos del pueblo palestino, del pueblo Saharaui y de todos los pueblos árabes que luchan por su dignidad; por la paz en África frente al neocolonialismo imperialista que provoca guerras en Congo o Ruanda, y mantienen al continente en el subdesarrollo, la hambruna y las enfermedades; contra las guerras mantenidas por EE.UU. en Irak o Afganistán, contra la explotación de trabajadores, y especialmente niños, por parte de todo tipo de multinacionales y empresarios sin escrúpulos en países como Pakistán, China, la India o los llamados tigres del Pacifico, por lo derechos de los inmigrantes en Europa o Estados Unidos, y también por la defensa de los bosques tropicales, contra la caza de ballenas o contra las energía nuclear y las miles de luchas por la defensa del planeta o los derechos de los animales.

Hay mil batallas que afrontar y la nuestra aquí también es parte de la batalla global.