La basura de Ana Botella

Desde hace ya 9 días se mantiene en Madrid capital una huelga de limpieza de la vía publica, provocada por el intento de despedir a 1.300 trabajadores del servicio de limpieza de Madrid por parte de las empresas concesionarias que ganaron el concurso publico que saco el Ayuntamiento de Madrid.

Todo tiene una causa, y la causa es el alto endeudamiento en que el “ejemplar” alcalde de Madrid, Sr. Alberto Ruiz Gallardón, debido a la megalomanía faraónica ligada, como no al ladrillo y la construcción principalmente, dejo una deuda por los siglos de los siglos para Madrid. La actual alcaldesa, antes 1ª Teniente de alcalde de Madrid y heredera natural del Sr. Gallardón pretende aliviar la carga de la deuda tanto en los hombros de los madrileños, a los que ha frito a impuestos a pesar de sus filias liberales, y por otro lado a los trabajadores del municipio, tanto funcionarios, como en este caso empleados de la limpieza viaria, y para ello el equipo de gobierno ha hecho la magistral jugada, con toda seguridad compinchada con las empresas ganadoras, de bajar el coste de la limpieza a costa de los puestos de trabajo de estos trabajadores. Despidos y bajadas de sueldos brutales para pagar las deudas y los miles de euros pagados a los 1.000 asesores municipales que durante años medraron a razón de 6.000 euros netos al mes a la sombra del Sr. Gallardón y de todos los responsables políticos del PP en el ayuntamiento de Madrid, incluida la Excma. Sra. Ana Botella.

 Este conflicto que amenaza con empeorarse, además se encuentra con la irresponsable actitud de una alcaldesa que dice que ella no es responsable de lo que pasa en su ciudad, y cuan Pilatos se lava las manos a la espera de ver como los empresarios centuriones acaban crucificando a miles de trabajadores que pagarán los platos rotos de la orgía despilfarradora de PP en el ayuntamiento que no ha hecho sino una pésima gestión del PP en el ayuntamiento madrileño.

 Las basuras se desbordan, mientras las autoridades estatales, la increíble Ana Mato, y la propia alcadesa indican que no existe peligro de salubridad publica, y esperan pacientes para ver como son sacrificados los trabajadores para mayor gloria del municipio que se ha realizado mediante un concurso publico que pedía lo imposible y que los empresarios en un ofrecimiento de BAJA TEMERARIA, van a ser incapaces de cumplir, incluso con los 1.300 despidos, y a final y como en toda esta crisis somos los trabajadores quien pagamos las DEUDAS del gran CAPITAL.

 Desde Izquierda Ecologista apoyamos la huelga que mantienen los trabajadores de la limpieza, en su lucha por la dignidad y por su puesto de trabajo, y llamamos a los ciudadanos y ciudadanas de Madrid, de toda la comunidad, a la solidaridad con estos trabajadores y a denunciar el cinismo de una alcaldesa que pretende no tener responsabilidad ni en los despidos ni en la situación de la ciudad, por lo que deberia dimitir inmediatamente.

Comments are closed.