Manifiesto a la ciudadanía

Ante las próximas elecciones municipales, que tendrán lugar el 22 de mayo, y ante la ausencia en Alco-Sanse de fuerzas políticas que representen las ideas de izquierda, progreso, igualdad, solidaridad, libertad y defensa del medioambiente, un grupo de mujeres y hombres de izquierda y ecologistas hemos constituido una plataforma electoral en torno a Izquierda Ecologista, como una candidatura de renovación e innovación, que dé un nuevo impulso político para estar más cerca de los ciudadanos.

En Alco-Sanse ha nacido el partido Izquierda Ecologista que aglutina a personas y colectivos comprometidos en una candidatura que quiere romper con las caducas formas de hacer política, con los viejos, trasnochados, burocráticos y corruptos políticos incapaces de dar respuestas y soluciones a las demandas actuales de la ciudadanía.

Izquierda Ecologista propugna más democracia en el ayuntamiento y en el municipio, apostamos por formas de DEMOCRACIA DIRECTA de los ciudadanos en el gobierno de la ciudad. Creemos necesario recuperar el asociacionismo reivindicativo de todo tipo en nuestra ciudad, independiente, libre y con capacidad crítica, e integrado por el máximo número de vecinos, para promover una SOCIEDAD ORGANIZADA, capaz de defender sus intereses y demandar responsabilidades a los gobernantes por sus acciones u omisiones.

Entendemos que hay que fomentar la igualdad de género en todas las políticas públicas, impulsando una SOCIEDAD IGUALITARIA ENTRE MUJERES Y HOMBRES, y en todos los ámbitos de la sociedad. Luchando contra la discriminación por razones de sexo y sensibilizando a los/as ciudadanos/as de Alcobendas, en la igualdad para la democracia plena, la igualdad para la convivencia y la cohesión social y la igualdad de oportunidades en la construcción de una sociedad sin diferencias, a través de programas específicos y servicios de calidad a la ciudadanía.

Apostamos por una ciudad más verde, ECOLÓGICAMENTE SOSTENIBLE, basada en la concienciación ecológica de los ciudadanos a través de una nueva cultura del CONSUMO RESPONSABLE, el ahorro energético y el respeto al medioambiente en una ciudad más sana, favoreciendo la implantación de energías renovables y de empresas ecológicamente responsables.

Desde Izquierda Ecologista, hacemos una APUESTA POR LO PÚBLICO, contra la privatización de los servicios municipales, desde una gestión eficaz, responsable, austera y transparente de lo público que permita que los recursos económicos de todos sirvan mejor al bien común y para ayudar a aquellos que más lo necesiten.

Queremos una CIUDAD HABITABLE, lejos de la especulación urbanística, una ciudad para el peatón, ese que somos todos, con un transporte público eficaz y no contaminante, eliminando las barreras arquitectónicas; una ciudad con servicios que permitan una mayor calidad de vida a tod@s y apostando por el DEPORTE.

Creemos necesaria una CULTURA CREATIVA AUTOGESTIONARIA, alejada de la cultura dirigista y manipuladora de las conciencias, realizada desde la administración. Los ciudadanos deben ser partícipes activos en un proceso de enriquecimiento cultural individual y colectivo de la cultura popular como opción a la cultura basura de consumo.

Alcobendas debe ser una punta de lanza de la SOLIDARIDAD INTERNACIONAL, con proyectos para los países subdesarrollados que superen el 0,7% del presupuesto municipal, e implicando a la ciudadanía directamente en dichos proyectos públicos de solidaridad

Queremos impulsar el desarrollo económico y el empleo, y para ello Izquierda Ecologista, apostamos por una economía verde que implique la transformación económica de la producción con empresas ecológicamente responsables, economía dirigida al conocimiento, I+D en los sectores de las tecnologías y de las energías renovables. Así mismo, apostamos por la ECONOMÍA SOCIAL y desde el ayuntamiento de Alcobendas impulsaremos políticas que favorezcan tanto las cooperativas como el comercio justo y otras formas económicas que impulsen al 3er sector de la economía y que contribuyan para acabar con la lacra del paro.

IZQUIERDA ECOLOGISTA